SinverguenzasinvergÜenza

Soy una lágrima. Sólo una lágrima roja intensa.
Violácea. Robusta.
Una lágrima cayendo peligrosamente por la cara interna de tu copa.
Salvaje, al límite.
Giro, subo por el fondo a medida que la copa se llena.
Arrastro mi aroma afrutado hacia tu boca.
La fruta de la tentación.
Toco tus labios y la sensualidad llega a su extremo...
Si no me vas a olvidar, si quedaré en tu memoria.
Seré intenso, brutal. Aterciopelado.
Rojo o violáceo da igual, impactante.
Seré el momento que vivimos cuando estuve entre tus manos.
Tal como somos... sin vergüenza.

Sinvergüenza de Medioevo
Lo clásico del vino, para gente de hoy

Escucha la historia de Sinverguenza

ficha